Lunes, Octubre 23, 2017

Datos técnicos de la experiencia

ID 660
Ubicación: Pasto, Nariño
Nombre de la organización comunitaria: Asociación de Campesinos e Indígenas Yarcocha ASOYARCOCHA
Cantidad aproximada de personas que conforman la organización comunitaria postulante 180

El Corregimiento de El Encano en el municipio de Pasto se encuentra en la Cuenca Alta del Río Guamués, cuyo accidente geográfico más conocido es la laguna de La Cocha, Humedal de Importancia Internacional RAMSAR, con una extensión de 225.000 Has, de las cuales 133.600 (59%) corresponden al departamento de Nariño, la parte alta de la misma, cubre el 18.68% del total de la cuenca, correspondiente a 42.030 Has, de las cuales 4.240 Has. corresponden al espejo de agua.

La Cuenca Alta está ubicada en la intersección de la zona Andina, Amazónica y Pacífica, en el sistema oriental del sistema orográfico de los Andes. La laguna de La Cocha cuenta con ecosistemas naturales de alta biodiversidad y páramos azonales que albergan gran variedad de especies de fauna y flora incluyendo algunas endémicas, en donde conviven comunidades campesinas e indígenas en 19 veredas.

La alta biodiversidad y riqueza de recursos naturales de esta área se ha visto muy amenazada por la intervención antrópica negativa, en actividades como la deforestación, la desecación de humedales y el establecimiento de monocultivos, debido a que tradicionalmente los campesinos y pobladores de la zona no han encontrado alternativas económica diferentes.

En medio de este contexto, un grupo de familias campesinas y no campesinas de la laguna de La Cocha, dieron inicio hace 35 años a un proceso de vida a escala humana, bajo el principio de respeto a todas las formas de vida, conformando la Asociación YARCOCHA

El proceso se fundamenta en la participación de la familia, tanto de los niños y jóvenes, como de adultos, la metodología considera que la complementariedad genera nuevos conocimientos y promueve el diálogo de saberes como el vehículo idóneo para lograrlo, se fundamenta en tres componentes básicos: la valoración de nosotros mismos, de acuerdo a la forma de ser, de hacer, de tener y de estar de cada uno, la valoración de los demás, empezando por nuestra familia, reconociendo las diferencias y articulando complementariedades y la valoración de los entornos natural, social, económico y cultural.

La Asociación YARCOCHA inició su actividad en el año de 1980, haciendo propuestas de carácter productivo que sirvieron como alternativa a la extracción de carbón vegetal. El éxito de dichas propuestas, condujo a los beneficiaros a mirarse interiormente y a impulsar desde su organización actividades productivas, incluyendo elementos de sostenibilidad en la producción agraria, equidad de género e intergeneracional, protección del medio ambiente y la recuperación de la identidad cultural.

Hoy, las familias que hacen parte de esta opción de vida muestran sus resultados entre otros aspectos en: alcanzar niveles de felicidad personal, familiar y grupal; conservación de 2.500 Has de bosque de niebla, páramos azonales, humedales y la biodiversidad asociada; recuperación de recursos genéticos; innovaciones tecnológicas adecuadas; construcción de corredores biológicos, establecimiento de programas de educación ambiental, conformación del grupo Herederos del Planeta, grupo de caracterizadores locales, publicación de el libro de aves de “La Cocha” y la conformación de un grupo de base que se ha consolidado como la propuesta viviente de vida en armonía con el entorno natural, viable económica, ambiental, social y culturalmente, gracias a la articulación de cuatro preceptos básicos:

SOBERANÍA ALIMENTARIA Y CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD .
Recuperación del derecho a poner en marcha alternativas productivas agrícolas que, por ser adecuadas al medio, tengan en cuenta las tradiciones culturales, estimulen la conservación de los recursos genéticos, involucren tecnologías modernas apropiadas, minimicen daños ambientales y tengan en cuenta a cada miembro de la familia, para su crecimiento y dignificación. Ejercicio del deber de proteger el medio natural para conservar la vida en todas sus formas y en especial el deber de incluirse como parte de la naturaleza para que, comprendiéndola, se la ame y defienda.

FORMACIÓN DEL RELEVO GENERACIONAL “HEREDEROS DEL PLANETA”.
Creación de tiempos y espacios generacionales, en los cuales la formación, la investigación, la proyección a la comunidad y las realizaciones de vivencias culturales comunitarias, fortalezcan los criterios y actitudes que permitan a los niños y jóvenes de nuestras mingas ser protagonistas de sus propias vidas.

ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN PARA EL BIENVIVIR LOCAL
A través de espacios de formación en gestión que incluyen: planeación, coordinación, ejecución, monitoreo, para el fortalecimiento de las mingas, el crecimiento de los asociados y sus familias, buscamos la construcción de mayores niveles de autodependencia; establecer relaciones orgánicas; disoñar el futuro basados en nuestra propia cultura, el entorno natural y el marco legal del país, incidir con propuestas concretas en el bienvivir local y regional, todo esto enmarcado bajo la propuesta del desarrollo a escala humana.

SISTEMAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIONES.
Recopilación, clasificación, análisis y uso de la información generada en el proceso y de informaciones complementarias y/o nuevas. Apropiación de herramientas tecnológicas y medios de comunicación para ofrecer un servicio comunitario.
El corregimiento de El Encano tiene una población estimada de 8.500 personas en 19 veredas. Los campesinos de la zona no han tenido una tradición agropecuaria, se dedicaban a la explotación forestal de manera selectiva, cuyos conocimientos sobre el bosque y la manera de explotarlo, fueron transmitidos a sus descendientes por muchas generaciones. La explotación forestal fue acabando con la cobertura boscosa, cuya madera era usada para elaboración de muebles, viviendas, puentes, lanchas, leña y carbón vegetal y los tipos de vegetación como palmas y helechos, se utilizaban para la construcción de viviendas, puentes y cercas.

Hasta los 80’s, en el territorio circundante a La Cocha se destacaba, todavía, la presencia de importantes fragmentos de diversos ecosistemas naturales. Hasta entonces la explotación forestal se había realizado de manera artesanal y aunque el daño causado era importante, permitía sostener a La Cocha como uno de los lagos mejor conservados.

En el apogeo de la revolución verde, donde se proponía el crecimiento de la frontera y la implementación de prácticas como la agroganadería, el uso de agroquímicos, la unificación de cultivos; condujeron de manera apresurada a la erosión de los suelos, a la pérdida de fuentes de agua, disminución de caudales y a su contaminación. Estas actividades se desarrollaron principalmente en las veredas de fácil acceso, presentándose en la mayoría de las veredas, la pérdida de las huertas diversas para homogenizar los cultivos de papa o cebolla, pérdida de parte de los recursos genéticos endémicos, donde muchas variedades de papa, cebolla, ulloco, oca y haba desaparecieron del consumo cotidiano de la gente.
ASOYARCOCHA inició sus actividades en el Corregimiento El Encano en el año de 1980, desde entonces se han conformado, adicionalmente, espacios de trabajo comunitario en cuatro zonas diferentes del departamento de Nariño, a través de GRUPOS DE TRABAJO como la Red de Reservas Naturales de La Cocha; la Red de Recuperadores de Suelos; Comunicadores Comunitarios; Grupos de Mujeres; Productores Agroecológicos; grupos Socioculturales y la formación de niños y jóvenes a través del Programa Herederos del Planeta. Todos ellos hacen parte de cuatro Mingas Asociativas (Forma ancestral de organización indígena que busca la consecución de objetivos comunitarios mediante el diálogo, la participación, y el trabajo mancomunado), ASOYARCOCHA, ASOUNIFICADOS, ASORQUIDEA Y LA MINGA GUALMATÁN.
Los grupos de trabajo son integrados por asociados y familiares de los asociados que de acuerdo a sus gustos y preferencias seleccionan el grupo de trabajo que desean conformar.

La Asociación ha permitido la implementación de la propuesta en zonas con características ecológicas, geográficas y culturalmente diferentes, que exigen la búsqueda y adaptación de elementos adecuados a los medios y la comprobación de que la propuesta es viable en cada uno de ellos.

En la historia de ASOYARCOCHA, las mujeres han jugado un papel importante. Las mujeres han sido y son gestoras y motor principal a lo largo de los 35 años de trabajo, logrando la unidad familiar, ser reconocidas como líderes familiares y regionales, obteniendo distinciones a nivel regional y nacional por su liderazgo comunitario (Concepción Matabanchoy “Mujer CAFAM 2005”) lo cual deja en claro la importancia de la mujer, su solidaridad, el trabajo equitativo y en equipo, la percepción de la mujer en las comunidades campesinas y su relevante importancia en el bienvivir familiar y local.

Los Niños y Jóvenes constituyen el grupo Herederos del Planeta, con trascendencia en los ámbitos local regional y nacional, que les han permitido convertirse en un icono nacional de la conservación del medio ambiente, la alegría y la identidad del niño campesino, cofundadores del movimiento nacional Herederos del Planeta y ganadores del premios internacionales, centran su esencia en la capacidad para trasformar favorablemente a quienes los rodean gracias a la firme convicción de que son ello realmente los llamados a hacer respetar el compromiso que tiene la generación actual de entregar el planeta mejor de cómo les fue entregado en custodia.
En 1980, algunos campesinos y reconocidos líderes comunitarios de La Cocha acompañados por un grupo de amigos citadinos, iniciaron un proceso para la búsqueda de alternativas económicas para sobrevivir a las situaciones que enfrentaban en el momento, con opciones que permitieran permanecer en la región y acceder a mejores niveles de calidad de vida.

En 1985 un grupo de mujeres decidieron liderar los procesos de organización y se conformó la Cooperativa Multiactiva Yarcocha Ltda. - COYARCOCHA – con 25 asociados, el primero de mayo de 1986. Se pusieron en marcha pequeños proyectos productivos que se constituyeron en una importante fuente de generación de ingresos para la familia, superando en poco tiempo, el valor del ingreso obtenido de manera tradicional con la explotación forestal.

En 1991 deciden convertir algunos predios en Reservas Naturales después de conocer experiencias de conservación realizada por campesinos en otros lugares de Colombia. Así, empezaron por voluntad propia a conservar relictos de ecosistemas naturales, donde priman los principios de conservación de la biodiversidad, poco a poco fueron descubriendo los beneficios de conservar el entorno natural, consiguiendo entre otros, el crecimiento de la autoestima, desarrollo de capacidades de aprendizaje, mejoramiento de vivienda, generación de ingresos, mantenimiento del paisaje, repoblamiento de especies vegetales y animales gracias al respeto de su entorno natural e incremento de fuentes y de caudales de agua.

En el año 1996, en la búsqueda de abrir espacios para otros campesinos interesados, se revive el sistema organizacional más antiguo y eficaz: La Minga, que es una forma organizacional autóctona, horizontal, sin jerarquías, que respeta el núcleo familiar como el origen de una organización social, que admite el surgimiento de distintos líderes en cualquier actividad, que respeta las diferencias particulares, los espacios ganados y la diversidad, para conseguir un óptimo entendimiento.
A continuación se presentan algunos resultados sobre el impacto del proceso en familias beneficiarias en La Cocha.

Mejores Ingresos
Un primer efecto positivo e importante sobre los medios de vida como consecuencia directa del proceso en La Cocha es un aumento en los ingresos promedios de las familias beneficiarias de la innovación. En la región de La Cocha el promedio de ingresos familiares representa el 42,15% del promedio de ingresos por familia a nivel nacional. Sin embargo, el ingreso promedio de las familias que participaron en el proceso aumentó a un equivalente de 2,77 veces el promedio de los ingresos familiares en la región de La Cocha y 1,8 veces el promedio nacional.

Los ingresos en las Reservas Naturales aumentaron con relación a los predios no considerados Reservas, en virtud del repunte de la producción, con manejo agroecológico que fusiona en la práctica los conceptos de producción- conservación, dentro del SISTEMA SOSTENIBLE DE PRODUCCIÓN en construcción permanente en las Reservas Naturales.

Esta forma de incrementar elementos de sostenibilidad en los predios, se convierte en una alternativa que frena en forma efectiva la expansión de la frontera agrícola, la que da paso al aumento de la producción ganadera en forma extensiva, aumentando la capacidad de carga de los terrenos frágiles como en el caso del Corregimiento de El Encano.

Además de beneficios económicos, el proceso también aportó beneficios no monetarios:
- Contribuyó a un aumento en el bienestar y en el sentido de apropiación del principio filosófico del Desarrollo a Escala Humana en cuanto a la valoración de los demás, de sí mismos y su entorno – evidenciado en el liderazgo asumido por parte de la comunidad en los esfuerzos para defender sus ideales, proteger su medio ambiente y fortalecer su tenencia de las Reservas Naturales.

La vulnerabilidad de los beneficiarios ha disminuido de las siguientes maneras:

Vulnerabilidad de la salud humana: Adicionalmente, las familias Asoyarcocha incorporan el uso de plantas medicinales a su vida cotidiana aumentando de esta manera sus defensas contra enfermedades, también el mínimo uso de agroquímicos en sus parcelas permite que sus familias consuman alimentos naturales, frescos y sin contaminantes, reflejado en una mejor nutrición. Un buen número de familias protegen y mantienen los nacimientos de agua en sus reservas, esto garantiza una mejor calidad de agua que la usada por la mayoría de los pobladores locales ya que uno de los mayores problemas de la región es la contaminación de las fuentes de agua por agroquímicos y heces.

Vulnerabilidad a los conflictos: la capacitación ofrecida a las familias beneficiarias les permitió enfrentar la problemática ambiental desde diferentes perspectivas, lo que ha posibilitado la defensa de sus principios con argumentos y resultados. El impacto altamente positivo sobre la vulnerabilidad de las comunidades locales se sintió al momento de enfrentarse a grandes conflictos ambientales, por ejemplo, fue la declaración de La Cocha como sitio Ramsar, la que sirvió como catalizador para el empoderamiento de los pobladores locales en la defensa de su territorio ante las amenazas de un megaproyecto.
Fomentar el trabajo en Minga y la construcción colectiva de territorio para lograr una producción sostenible, la conservación y protección de los recursos naturales y el bienvivir de las familias campesinas de Nariño, a través de un proceso permanente de formación que permita fortalecer la identidad, los lazos de afecto y la consolidación del bienvivir de las comunidades campesinas, es el elemento social que hace sostenible la propuesta.

El seguimiento es un proceso constante, el monitoreo se realiza gracias al trabajo de jóvenes de la región que capacitados como dinamizadores del proceso y caracterizadores de las reservas se soportan en tecnologías como los sistemas de información geográfica, las bases de datos, y la estadística para darle al diálogo de saberes la posibilidad de retroalimentarse en el tiempo, para apalancar el desarrollo de los procesos emprendidos

Creemos en concordancia con el Desarrollo a Escala Humana, que la instauración de nuevos ordenes sociales y económicos son la única salida a la actual crisis mundial. Esas nuevas formas deben construirse sobre nuevas bases, que en muchos casos rayan en la utopía, pero es esta la alternativa elegida que reivindica lo subjetivo, que construye nuevos ordenes, nacidos de la voluntad de los protagonistas de construir su propio desarrollo.
-Es una experiencia que se fundamenta en el bienvivir de los participantes
- Es una propuesta real que se conocer por voz de sus propios protagonistas
- Es una iniciativa que tiene reconocimiento a nivel nacional
- Es una estrategia que en el mediano y largo plazo puede generar impactos significativos en los territorios
- Le apuesta a la equidad de género e intergeneracional
- Implementa tecnologías sencillas, duraderas y a bajo costo
- La familia como eje central de la propuesta de innovación

volver al banco de experiencias Agro 2015

Conozca los otros concursos de A Ciencia Cierta

Conozca el concurso Agua 2014

Conozca el concurso BIO 2016