Jueves, Abril 27, 2017

Datos técnicos de la experiencia

ID 621
Ubicación: Valle de San José, Santander
Nombre de la organización comunitaria: Asociación de Mujeres Cafeteras del Valle de San José "ASOMUCAV"
Cantidad aproximada de personas que conforman la organización comunitaria postulante 146

Nuestros cultivos de café estaban siendo afectados por plagas y enfermedades como la broca, para lo cual utilizábamos sustancias químicas toxicas para su manejo y control; pero aun así no lográbamos eliminar la plaga, y si contaminábamos el grano de café, seguía siendo defectuoso, contaminábamos nuestros suelos y sobre todo la salud humana; por tal motivo, nace la necesidad de realizar un manejo de esta plaga, por medio de un método nuevo en nuestra zona, amigable con el producto, ambiente y ser humano; esta nueva practica no había sido implementada por los caficultores en el municipio y por tal fin nosotras las mujeres cafeteras decidimos ser pioneras en nuestras fincas de un proceso fácil de utilizar, económico, puesto que se realiza con materiales propios de la finca (reciclando) y eficaz. Nuestra innovación consistió en la elaboraron trampas artesanales a base de una sustancia llamada Feromona, la cual es atrayente para la broca, haciendo que la broca llegue a la trampa buscando la sustancia, choque en ella y muera ahogada en un preparado de agua y jabón; se instalando 25 trampas por hectárea de cultivo de café, estas son monitoreadas cada quince días, en donde se hace el conteo de broca (Hyphotenemus hampei), verificando el umbral de acción, el cual no debe ser superior al 5%.

De igual forma se lleva un registro de floración para el manejo integrado de la broca, el cual nos indica la fecha critica de ataque de la broca en campo, siendo este el punto de referencia para la instalación de las trampas artesanales y así mismo nos evidencia la época de cosecha del café; con el fin de evitar que los granos maduros y sobremaduros, caigan al suelo y se prolifere la plaga.

Estas trampas nos permiten hacer un control etológico de la broca, eliminando la plaga, evitando que el grano sea afectado y por ende obtenemos calidad en el producto, sin contaminación y comercializándolo a un precio justo, lo cual permite bienestar para las asociadas y sus familias.
Presencia de plagas (la broca) en el cultivo de café (Coffea arábica); utilizando para su control insecticidas; sustancias tóxicas que afectan la salud de las personas, animales, contaminando las fuentes hídricas, el aire y suelo; generando productos de mala calidad y disminución en la producción, lo que conlleva a bajos ingresos económicos por la cosecha, afectando el bienestar de las asociadas y sus familias.
Las 40 familias campesinas que en sus fincas cuentan con el cultivo de café; su participación consistió en adquirir la formación técnica en el control etológico, la elaboración e implementación de las trampas artesanales.
De Igual forma se contó con la participación del asesor técnico; quien realizo la formación y el acompañamiento y asesoría técnica de todo el proceso.
Primero recibimos formación por parte del asesor técnico, se realizo el trabajo de campo, investigación y elaboración de las trampas artesanales para el control de la broca. Posteriormente nos organizamos por veredas trabajando en la elaboración e implementación de estas trampas artesanales, hasta que todas las fincas de las socias tuvieran instaladas estas trampas en una hectárea del cultivo de café.
Gracias a la apropiación de esta nueva practica en nuestras fincas, se logro lo siguiente: ?
Reducción por debajo del 3% de la presencia de la broca en nuestros granos de café
Productos sanos e inocuos
? Reducción de costos por insumos y mano de obra
? Eliminación del uso de sustancias químicas toxicas para el control de plagas y enfermedades
? Seguimiento y control ecológico continuo de plagas y enfermedades
? Reutilización de envases plásticos
? Protección de la salud humana, del recurso hídrico, fauna y flora
? Mayor polonización
? Mayor rentabilidad de los cultivos agrícolas
Hemos aprendido que existen métodos sencillos, de fácil elaboración, económicos y sobre todo eficaces para el control de plagas y enfermedades, sin la necesidad de estar utilizando sustancias que son nocivas para el producto, nosotras mismas y el ambiente. De igual forma aprendimos a innovar en nuestros cultivos, que no necesariamente la innovación es algo inalcanzable para nosotros que trabajamos en el campo, que tan solo aplicando nuevas practicas, modificando el hacer en campo de nuestras diversas labores culturales, ya estamos tecnificando e innovando y lo mas importante estamos contribuyendo a la generación de productos agroecológicos, que es a lo que debemos apuntar nosotras los productores de alimentos.

Aprendimos a adquirir mayor responsabilidad social y ambiental.

De igual forma hemos visto como se ha reducido la presencia de plagas en nuestros cultivos, la presencia de un grano de calidad, la comercialización a un precio justo y la conservación del ambiente.

Nuestros conocimientos han aumentado, y ahora trabajamos en nuestros cultivos con mayor técnica, hemos venido recibiendo capacitación en otros aspectos relacionados con la producción del cultivo y organizacionales - administrativos.
Invitándolas a que si se puede innovar para mejorar nuestros cultivos, utilizando métodos sencillos, económicos y amigables con el medo ambiente; de igual forma que es importante capacitarnos en nuestras labores, con el fin de generar productos de excelente calidad.

volver al banco de experiencias Agro 2015

Conozca los otros concursos de A Ciencia Cierta

Conozca el concurso Agua 2014

Conozca el concurso BIO 2016