Viernes, Agosto 18, 2017

El pasado 2 de noviembre de 2016 se presentaron en Bogotá los avances del concurso A Ciencia Cierta: Producción Agropecuaria para la Seguridad Alimentaria al grupo de instituciones aliadas que lo han apoyado desde su diseño conceptual, divulgación y lanzamiento. El evento contó también con la participación de miembros de las organizaciones ganadoras, padrinos tecnológicos y expertos de COLCIENCIAS y el Consorcio para el Desarrollo Comunitario, operador del concurso. En la reunión se dieron a conocer los aprendizajes, experiencias y logros alcanzados en lo transcurrido de esta segunda versión.

Diana Rua, Gestora de Ciencia y Tecnología encargada de las funciones de la Dirección de Mentalidad y Cultura para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de Colciencias, dio inicio al evento afirmando que: “en este grupo de experiencias se ve reflejada Colombia, son un grupo de personas que están soñando y trabajando por transformar la realidad del país, utilizando herramientas como la ciencia, la tecnología y la innovación para cambiar realidades de las comunidades; ciudadanos de a pie que se convierten en motor de desarrollo y constructores de una sociedad equitativa y en paz”.

Entidades como el Sena y Corpoica, que apoyan con sus técnicos y especialistas varias de las experiencias en departamentos como Huila, Chocó, Cundinamarca y Nariño mostraron en la reunión su interés por continuar acompañando las iniciativas, más allá del concurso, para su fortalecimiento. Valoran del proceso de A Ciencia Cierta las metodologías de intercambio de conocimientos y experiencias, muy valiosas para promover el desarrollo integral de las comunidades organizadas.

Juan María Rojas, de la Asociación Red Agroecológica Campesina, ARAC, de Subachoque, Cundinamarca, una de las veinte experiencias galardonadas, comentó en el evento que a partir de las sugerencias de mejora de A Ciencia Cierta están desarrollando una campaña con estudiantes y padres de familia de la zona para concientizarlos sobre la importancia, tanto del consumo de productos orgánicos como de la producción agroecológica.

La Conferencia Episcopal, a través de parroquias y sacerdotes, ha promovido y divulgado el concurso. Luz Marina Medina, delegada de su oficina de Comunicaciones expresó el interés de la institución por continuar respaldándolo y entregando información de posteriores versiones para que cada vez más colombianos se vinculen al concurso. Por su parte, Sara María Campos, representante del Ministerio de Agricultura hizo ver que A Ciencia Cierta era una excelente opción para concertar el desarrollo territorial en el campo colombiano.

En la presentación se destacó el apoyo recibido por el Ministerio de las TIC, que facilitó sus puntos y kioscos Vive Digital para la postulación y votación de las experiencias.

Los resultados expuestos en la reunión muestran que el acompañamiento aportado a las experiencias de A Ciencia Cierta y el fortalecimiento logrado con el trabajo de un importante grupo de universidades como la Universidad Nacional de Colombia, Uniminuto, Universidad de Nariño, Universidad del Tolima, Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD y de organizaciones como Fedepanela y la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM, ha impactado de manera muy positiva las propuestas ganadoras. A partir de un diálogo de saberes entre la comunidad y la academia se han propuesto mejores estrategias de trabajo, nuevas alternativas tecnológicas y mejoras a los procesos productivos.

A Ciencia Cierta es sin duda una estrategia de apropiación social de la CTeI importante para trabajar a partir de ella en el posconflicto, en pro de una paz estable en el campo colombiano.